La Guardia Civil detiene al responsable de la venta de excursiones para la captura de tiburones protegido

Compartir

Se observaron publicaciones en redes sociales donde realizaban excursiones por 150 euros en la que se podían pescar tiburones martillos, mantelinas y rayas

Además se ofertaba como un negocio de pesca extrema cuando en realidad, se trataba de un particular que sin ningún tipo de responsabilidad civil pescaba a pie desde la orilla con artes de pesca

La Guardia Civil de la isla de Lanzarote, ha esclarecido el pasado día 19 de mayo un delito contra la fauna, al proceder a la detención del presunto autor de las excursiones de pesca de rayas y tiburones que se ofertaron en la isla de Lanzarote y que fueron difundidas en diversas redes sociales como un atractivo turístico.

La investigación se inició a raíz de la publicación en redes sociales y en una plataforma de opiniones de viajeros ofertando este servicio como guía de pesca profesional, en la que una presunta empresa ofrecía la realización de una serie de excursiones para la captura de grandes especies protegidas, que están expresamente prohibida su captura a un precio que rondaba los 150 euros.

De manera inmediata la Guardia Civil inició una investigación al objeto de verificar la publicación en redes, siendo estos hechos además denunciados por varias asociaciones de protección ambiental, comprobándose como había procedido a la pesca de varios ejemplares, al menos de 4 especies de tiburones y 3 especies de rayas protegidos, algunos de ellos en peligro de extinción, todo ello con fotografías.

Entre las especies ofertadas para la pesca se pudieron localizar el Tiburón jaquetón especie que está prohibida su captura, Tiburón martillo incluido en el LESRPE, Tiburón ángel en Peligro de extinción y otras especies en la que su

captura está totalmente prohibida según la normativa como la Mantelina, el Chucho negro y la Raya picuda.

La Guardia Civil, entre otras pesquisas policiales, estudió con detenimiento las imágenes publicadas en las redes sociales, identificando como lugar de la comisión de los hechos, el litoral al suroeste de Playa Quemada, dentro del Espacio Protegido Monumento Natural de Los Ajaches, en Lanzarote (Las Palmas).

Además, las publicaciones que se realizaron al respecto, se podría observar como el presunto responsable se ofertaba como un negocio de pesca extrema cuando en realidad detrás de esas publicaciones se escondía un particular sin ningún tipo de responsabilidad civil que pescaba a pie desde la orilla con artes de pesca, según había reconocido el mismo autor en unas declaraciones a un medio de comunicación.

Con esta actuación la Guardia Civil evitó un daño medioambiental a unas especies (Tiburón jaquetón o tiburón sedoso, Tiburón azul o Tintorera, tiburón martillo, tiburón ángel, raya picuda, chucho negro y mantelina) quedando todas las actuaciones policiales a disposición judicial del correspondiente juzgado de guardia de Arrecife.

Entradas relacionadas

Publicidad
× ¡Hola!