Cabildo de Fuerteventura y SEIASA avanzan en la materialización de uno de los mayores planes de regadío de Canarias

Compartir


El plan va a beneficiar a 289 regantes que cultivan 152 hectáreas de tierras

 El proyecto se une a las infraestructuras contempladas en el Plan Hidrológico para llevar el agua agrícola a todo el territorio insular

El Cabildo de Fuerteventura, ha mantenido hoy, 13 de septiembre, una reunión con la junta de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) con el objetivo de materializar el Proyecto de modernización y mejora del regadío en la zona centro-sur de la Isla.

Este proyecto se llevará a cabo mediante un convenio ya suscrito entre el Consorcio de Abastecimiento de Agua a Fuerteventura (CAAF) y la empresa estatal SEIASA, con una inversión estimada de más de 13,2 millones de euros con cargo a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

Para la presidenta del Cabildo, Lola García, “es fundamental avanzar los trabajos que permitan tener un plan de regadíos sin precedentes, muy necesario para mantener la competitividad del sector primario de Fuerteventura”.

Según el consejero de Aguas, Adargoma Hernández, “promover el agua agrícola es una prioridad absoluta, ya que va a permitir consolidar y fortalecer el sector primario. Este plan de modernización del regadío se unirá, además, al resto de infraestructuras que están contempladas en el tercer ciclo del Plan Hidrológico de Fuerteventura para llevar el agua de regadío a todo el territorio insular”.

En el encuentro estuvieron presentes el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez, su director técnico, Víctor Morales, y la responsable de Relaciones con las Comunidades de Regantes, Victoria Fernández-Salinero.

Por parte del Cabildo, estuvieron presentes la consejera de Hacienda y Promoción Económica, Nuria Cabrera, gerente del CAAF y personal técnico del área de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Este plan de modernización y mejora del regadío surge como respuesta a la necesidad de mantener la competitividad del sector en la Isla. Las acciones contempladas en el proyecto prevén beneficiar directamente a 289 personas que cultivan 152 hectáreas.

Las obras previstas consisten en la ejecución de un nuevo módulo de desalación en la EDAM Gran Tarajal y de una balsa anexa a la misma. Además, mediante una estación de bombeo, se impulsará el agua a un depósito en Mazacote y a la balsa de Tesejerague, también de nueva construcción.

Las redes de riego se dotarán de sistemas digitalizados, y se conseguirá una mejora energética, a través del uso de energías renovables con la construcción de una planta fotovoltaica que alimente las infraestructuras.

La inversión se enmarca en el ‘Plan de Mejora de la Eficiencia y Sostenibilidad de Regadíos’ del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y contará con fondos Next Generation de la Unión Europea.

Entradas relacionadas

Publicidad
× ¡Hola!