El Cabildo libera un ejemplar recuperado de tortuga provisto de un dispositivo de seguimiento satelital

Compartir

El ejemplar es liberado con la presencia de escolares del CEIP Tindaya en una actividad de concienciación del programa ‘Conocer para Proteger’


El Cabildo de Fuerteventura ha liberado este jueves, 23 de octubre, en la Playa Blanca (Puerto del Rosario), una tortuga boba (Caretta caretta) provista de un dispositivo de seguimiento satelital con el objetivo de estudiar su movimiento durante los próximos meses. La actividad ha contado con la presencia de alumnado del CEIP Tindaya, así como del consejero de Medio Ambiente, Carlos Rodríguez, la consejera de Ordenación del Territorio, Nereida Calero, y la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, Jenifer Pérez.

Se trata de la tercera tortuga liberada con transmisor este año, por lo que el animal, de nombre Ajuy, se une a Albi y a Chofe en un proyecto que forma parte de la iniciativa Tortugas Oceanógrafas, un estudio piloto sobre el comportamiento de dicha especie centinela del cambio climático en las aguas de la región macaronésica.

El proyecto se desarrolla gracias a la colaboración entre Medio Ambiente del Cabildo, ADS Biodiversidad, Fundación Loro Parque y el grupo de investigación de Oceanográfica física y Geofísica Aplicada (OFyGA) del Instituto Universitario de Investigación en Acuicultura Sostenible y Ecosistemas Marinos (IU ECOAQUA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

La tortuga Ajuy fue encontrada el pasado 25 de septiembre en la zona de Corralejo, al norte de Fuerteventura, y, tras recibir atención y tratamiento en el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas, ha sido devuelta a su hábitat natural con el transmisor satelital.

El dispositivo permitirá registrar datos como la temperatura del agua o la profundidad, ayudando así a conocer los efectos del cambio climático. Asimismo, también facilitará datos sobre su especie, relativos a las zonas de alimentación, áreas de distribución y rutas migratorias.

El consejero de Medio Ambiente, Carlos Rodríguez, destacó la importancia de esta iniciativa que “proporciona datos muy interesantes geográficamente y nos permitirá conocer más sobre la especie y sobre el océano. La suelta se realiza, además, con la presencia de escolares, dentro del programa de educación ambiental Conocer para Proteger. Es muy importante concienciar a las nuevas generaciones sobre el respeto por el medio ambiente y la protección de las especies”.

El viaje de Chofe y Albi

Por otro lado, Chofe y Albi son dos hembras nacidas en Cofete dentro del Programa de Ampliación del hábitat reproductor de la tortuga boba (Caretta Caretta) en la Macaronesia.

En el caso de Chofe, fue liberada en agosto y, desde un primer momento, se movió por la costa africana occidental, buscando zonas de afloramiento marino rico en nutrientes, y ahora mismo continúa su rumbo hacia el sur del continente. Chofe se ha movido más de 1.500 kilómetros en tres meses.

Por su parte, la tortuga Albi, se puso en libertad a mediados del mes de octubre, y se mueve por aguas del archipiélago, más concretamente alrededor de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. En los últimos días, Albi ha demostrado ser una gran buceadora, realizando inmersiones de entre 80 y 120 metros de profundidad.En 2018, el Cabildo de Fuerteventura realizó también esta experiencia, con la suelta en Cofete de cinco tortugas monitorizadas con dispositivos satelitales: Tomás, Martina, NT, Tropi y Oasis Dream. En esta ocasión, la tortuga Martina llegó a atravesar el océano atlántico para llegar hasta aguas de EEUU.

Entradas relacionadas

× ¡Hola!