Clean Ocean Project inicia un proceso de denuncia ante la Comisión Europea por el macro puerto en Corralejo

Compartir

La organización medioambiental denuncia una infraestructura tan innecesaria como sobredimensionada y rechazada en sucesivas ocasiones por el servicio de impacto ambiental del gobierno de canarias, y reclama al ejecutivo autonómico la caducidad definitiva del expediente, el impulso de un nuevo proyecto que garantice el cumplimiento de la legislación ambiental, y la asunción de responsabilidades de los cargos públicos involucrados en las presuntas y múltiples irregularidades detectadas

En sinergia con la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, la organización no gubernamental CLEAN OCEAN PROJECT informa que en el presente mes de junio recurrirá a la Comisión Europea para denunciar la ampliación del puerto de Corralejo proyectada desde 2021 por la Viceconsejería de Infraestructuras del Gobierno de Canarias. El megapuerto diseñado responde una visión obsoleta y de alto impacto ambiental totalmente contraria a los preceptos de sostenibilidad y de protección ambiental establecidos por normativas vigentes de obligado cumplimiento y reclamados al tiempo por una parte muy importante de la población canaria para impedir la continuidad de la destrucción del territorio canario y controlar el crecimiento desmedido en las islas.


La organización no gubernamental, tras analizar los graves e irreversibles impactos ambientales del megapuerto descritos con detalle por el Servicio de Impacto Ambiental del propio Gobierno de Canarias, reclama hoy al Ejecutivo canario y a las instituciones de Fuerteventura el cierre del expediente y la caducidad definitiva del denominado “Proyecto Técnico de Nueva Dársena Comercial en el Puerto de Corralejo, T.M. de La Oliva, Isla de Fuerteventura”, por ser totalmente incompatible con la legislación ambiental europea, estatal y canaria, por el sobredimensionamiento de la infraestructura proyectada con una financiación pública del todo innecesaria, y por el oscurantismo, falta de transparencia y presuntas irregularidades que esta ONG ha detectado en la gestión de los anteriores responsables gubernamentales de este proyecto.
De hecho, en un informe redactado por el Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias en noviembre de 2022 sobre el proyecto del megapuerto, se concluye literalmente que: “En caso de ejecutarse el proyecto, respecto a la fase de obras del mismo, se deberíía asumir que la turbidez y sedimentacióón de finos afectase a una amplia zona con presencia de los háábitats de interéés comunitario 1170 Arrecifes, 1110 Bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina poco profunda y 8330 Cuevas marinas sumergidas o semisumergidas, ademáás de a multitud de especies con distintos grados de proteccióón. Por todo ello se puede concluir que de llevarse a cabo la ejecucióón de este proyecto, en los téérminos recogidos en la documentacióón presentada, afectará gravemente a la proteccióón y conservacióón de los componentes de biodiversidad allí existentes. Estos impactos se sumaríían a los derivados por la construccióón del Puerto actual, cuya afeccióón sobre los háábitats presentes en el entorno no posibilita la recuperacióón a su estado previo, ni se ha realizado la restauracióón necesaria, como deberíía ser la responsabilidad de esta administracióón segúún dicta la legislacióón vigente. La ampliacióón planteada implicaríía, sobre un entorno ya deteriorado, un impacto de graves e irrecuperables consecuencias”.


Por otro lado, Clean Ocean Project no acepta que las alegaciones presentadas al megapuerto por diferentes entidades en el periodo de exposición pública del proyecto abierto por la Viceconsejería de Infraestructuras del Gobierno de Canarias -que además incumplió el plazo al ser inferior al establecido por ley- hayan sido evaluadas y respondidas por la misma empresa privada que redactó el Estudio de Impacto Ambiental. Tampoco se entiende que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria haya emitido en junio de 2022 un informe sobre la ampliación del puerto que no fue sometido a consulta pública y en el que se afirmaba que “no se producirán efectos negativos” “sobre la presencia y distribución de las especies y hábitats marinos prioritarios”, una valoración opuesta a la emitida por el órgano ambiental del propio Gobierno de Canarias.


Del mismo modo, no se explica que el anterior Viceconsejero de Infraestructuras del Gobierno de Canarias haya afirmado en mayo de 2023 que “los informes analizados no suponen efectos ambientales distintos a los previstos originariamente en el Estudio de Impacto Ambiental ni contradicen ni alteran ningún análisis ni conclusiones del mismo…” cuando en esa fecha este alto cargo conocía perfectamente que los informes analizados y elaborados por el organismo ambiental del gobierno canario reflejaban exactamente lo contrario. Asimismo, Clean Ocean Project expresa su sorpresa cuando, también en mayo de 2023, el exdirector general de Lucha contra el Cambio Climático y responsable entonces de Medio Ambiente en el Gobierno de Canarias, afirmaba públicamente que en el proceso administrativo de este megapuerto “no se ha emitido aún ningún documento”, cuando su propio departamento había redactado en esa fecha al menos cuatro informes cuestionando la infraestructura de Obras Públicas.
CLEAN OCEAN PROJECT ha trabajado profusamente durante los tres últimos años para reivindicar un modelo de desarrollo portuario que atienda las necesidades reales del puerto actual, ha realizado un intenso seguimiento de la obra proyectada y promovido numerosos recursos administrativos y manifestaciones, pero también ha trabajado desde octubre de 2023 proponiendo al Gobierno de Canarias alternativas muy documentadas para orientar la reforma portuaria hacia un modelo menos costoso y respetuoso con la naturaleza y los recursos costeros de Corralejo, si bien hasta la fecha no ha obtenido respuesta institucional alguna.


Clean Ocean Project valora positivamente que el alcalde de la Oliva haya declarado públicamente su oposición a este megapuerto en Corralejo de alto impacto ambiental, innecesario desde la perspectiva económica, social y marítima, e irregular por incumplir las leyes que protegen la naturaleza. Sin embargo, la organización medioambiental reclama que el posicionamiento del alcalde sea ratificado por la Viceconsejería de Infraestructuras del Gobierno de Canarias para garantizar que la reforma que finalmente se lleve a cabo cumpla con la legislación ambiental y atienda las necesidades reales de tráfico portuario, de seguridad y de medidas que preserven el paisaje, además de contemplar una gestión energética, hídrica, de residuos y de uso del suelo eficiente y actualizada con los máximos estándares de sostenibilidad.
Clean Ocean Project agradece a las miles de personas y decenas de organizaciones majoreras, canarias e internacionales que apoyaron y apoyan las reivindicaciones uniéndose a las protestas expresando su opinión, y reivindicando un modelo de desarrollo respetuoso y legal que impida llenar de cemento y destruir el maltratado litoral costero canario de forma indiscriminada.

× ¡Hola!