El Cabildo de Fuerteventura libera el primer ejemplar de tortuga con aleta amputada provista de un dispositivo de seguimiento satelital

Compartir

El proyecto persigue conocer los movimientos de las tortugas que han perdido una aleta por enmallamiento u otras afecciones

El Cabildo de Fuerteventura, a través del área de Medio Ambiente ha liberado este 10 de junio, en Playa Blanca (Puerto del Rosario), el primer ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta) provista de un artefacto de seguimiento satelital dentro del proyecto ‘Marcaje con dispositivos satelitales de tortugas marinas amputadas”.

El proyecto persigue estudiar los movimientos de las tortugas que han perdido una aleta, una de las mayores afecciones que presentan estos animales en el Archipiélago, especialmente por enmalle con basura marina.


La suelta tuvo lugar en presencia de personal técnico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, quienes financian el transmisor a través del proyecto que es ejecutado por el Oceanogràfic de Valencia, en colaboración con ADS Biodiversidad en Canarias y el Cabildo de Fuerteventura. Estuvieron presentes el consejero del área, Carlos Rodríguez, y el consejero de Residuos, Enrique Pérez.

La tortuga, llamada Vega, ingresó el 3 de febrero de este mismo año en el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas con un peso de 2,6 kg debido a un enmalle. Presentaba la aleta delantera izquierda prácticamente seccionada, además de deshidratación severa y caquexia.

Fue localizada por un particular en el municipio de La Oliva, quien alertó a los agentes del Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura. Tras su proceso de recuperación, la tortuga fue liberada con un peso de 3,3 kg.

Se agradece la colaboración ciudadana que es imprescindible en la preservación de la especie, siendo preciso avisar al 112 en el caso de hallazgo de fauna accidentada. 

× ¡Hola!