Sanidad anuncia la obligatoriedad del uso de mascarilla en centros sanitarios de Canarias desde este martes día 9 de enero

Compartir

La norma entrará en vigor este martes 9 de enero y se prolongará mientras dure el pico epidémico, si bien desde diciembre su uso ya era recomendado

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias anuncia la obligatoriedad del uso de la mascarilla en todos los centros sanitarios del Archipiélago, a pesar de que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó hoy prorrogar al miércoles la toma de una decisión general en todas las regiones.

Con esta medida, Canarias se suma a otras comunidades autónomas en las que ya se ha decretado la obligatoriedad de la mascarilla en los centros sanitarios. Hasta ahora la utilización de mascarilla era una recomendación de uso en todos los centros del Servicio Canario de la Salud desde mediados de diciembre y ahora pasa a ser de uso obligatorio.

La norma, que tiene carácter transitorio mientras dure el pico epidémico de infecciones por gripe y coronavirus, afectará a consultorios periféricos, centros de salud y los hospitales públicos y privados de toda Canarias.

Esta medida se toma dado el crecimiento de las infecciones respiratorias agudas en toda España y para tratar de frenar la cadena de contagios, además de para proteger a los profesionales sanitarios y a las personas que acuden a los hospitales y a los centros de salud del archipiélago para evitar que contraigan alguna infección respiratoria.

Además, durante la reunión telemática de esta mañana, Canarias abogó por consensuar una estrategia de prevención de infecciones respiratorias para evitar situaciones de tensión sanitaria en las próximas temporadas de gripe.

Medidas de protección

Desde la Consejería de Sanidad, y como complemento a la obligatoriedad del uso de la mascarilla en hospitales y centros de salud, también se insiste a la población en la

importancia de mantener las medidas de protección necesarias en caso de presentar síntomas compatibles con la gripe o la covid-19 para evitar poner en riesgo de contagio a la población más vulnerable.

En este sentido, se recuerda que si se presentan síntomas como tos, fiebre, malestar general, dolor de garganta, congestión y secreción nasal, entre otros, y para evitar la transmisión del virus a otras personas, las principales medidas preventivas recomendadas son:

· Usar mascarilla cuando se vaya a compartir el espacio con otras personas.

· Incrementar la ventilación de las estancias.

· Realizar higiene de manos con frecuencia, sobre todo tras sonarse la nariz o toser.

· Taparse la boca y la nariz al estornudar o toser con el brazo o con un pañuelo de papel.

· Utilizar pañuelos desechables, tirándolos tras cada uso.

· Evitar el contacto muy cercano con personas vulnerables.

· No compartir vasos, cubiertos, toallas y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva o secreciones.

Recomendación de la vacunación

La Dirección General de Salud Pública, además, recuerda la importancia de la vacunación contra la gripe y la covid-19 como principal herramienta para prevenir cuadros graves de estas infecciones en caso de contagio y evita la coexistencia de las dos infecciones en una misma persona, minimizando la gravedad de la enfermedad en el paciente y el estrés al sistema sanitario.

Además, se insiste en que la vacuna es el medio más eficaz para evitar contraer o transmitir la gripe, especialmente, en aquellas personas que tienen riesgo de sufrir complicaciones en caso de padecer la enfermedad y en el personal que resulta esencial para la comunidad como el sanitario y los cuidadores de mayores o dependientes.

Cada año, se establecen las recomendaciones de vacunación frente a la gripe en otoño-invierno para aquellos grupos de población con mayor riesgo de complicaciones en caso de padecer la infección, y en las personas que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones.

El objetivo de la vacunación contra el coronavirus es reforzar la protección de las personas más vulnerables y la del personal sanitario y sociosanitario para reducir la

morbimortalidad por el virus SARS-CoV-2 y el impacto de esta enfermedad sobre la capacidad de la atención sanitaria y sociosanitaria.

Incidencia de la gripe en Canarias

Según el informe de vigilancia de infección respiratoria aguda (IRA) en Canarias elaborado por la Dirección General de Salud Pública del SCS correspondiente a la semana del 25 al 31 de diciembre, la tasa de incidencia de las IRAs es de 1.254,72 casos por 100.000 habitantes. Este dato representa un pequeño descenso con respecto a la semana previa, cuando se registró una tasa de 1.296,78 casos por 100.000 habitantes.

Los grupos de edad que presentan una mayor incidencia en esta última semana son la población de 0 a 4 años con 4.408 casos por 100.000 habitantes, las personas mayores de 79 años, que presentan una tasa de 1.435 casos por 100.000 habitantes, y la población de 5 a 14, grupo que cuenta con una tasa de 1.600 casos por 100.000 habitantes.

Entradas relacionadas

× ¡Hola!